Análisis Foliar del Olivo

Se estima que el abonado de un olivar supone entre el 5% y el 10% de los costes anuales de cultivo, por lo que existe la tendencia a aplicar más fertilizantes de los necesarios en la creencia de que la aplicación anual de cantidades significativas de productos nutritivos representa asegurar la máxima producción de calidad y un seguro barato contra el riesgo económico que puede suponer la escasez de nutrientes en un momento determinado:

  • Desde el punto de vista empresarial, el agricultor debe considerar que cuando invierte dinero en la compra de fertilizantes está jugando con la posibilidad de que el aumento de la producción o de la calidad del producto le devuelva el dinero gastado más una cantidad adicional que lo hace rentable. Si aplica más de lo necesario la rentabilidad de la inversión disminuye o incluso se anula, y por pequeña que aquella sea no hay necesidad de aumentar los costes y disminuir, en consecuencia, los beneficios inútilmente.
  • Desde el punto de vista agronómico el empleo excesivo de fertilizantes, lleva a excesos y desequilibrios nutritivos, provocando de efectos negativos en la producción y en la calidad del producto y, a largo plazo, disminuyendo la capacidad productiva del suelo para futuras generaciones.

Productividad

Lograr una fertilización correcta del olivar  es aportar, exclusivamente, aquellos elementos que la planta necesita y que el suelo no es capaz de ofrecer al olivar. Mediante el Análisis Foliar y el Análisis de Suelos y  Agua, se establecen las medidas ya muestran el las concentraciones de nutrientes en hoja.

Medianete el Análisis Foliar, se estable la recomendación final de los fertilizantes que se deben aplicar, gracias a que se realiza teniendo en cuenta, además de las concentraciones de nutrientes en hoja, el aspecto que ofrecen las plantas, las producciones que dan y las características del suelo.

Sigamos con la importancia de los "Minerales Esenciales" necesarios para nutrir al olivo.